dissabte, 24 de juliol de 2010

CONCENTRACIÓ EL RACISME ENS DIVIDEIX




En vísperas de la final del mundial, en Cornellà de Llobregat, tres individuos propinaron una paliza a un vecino de esta localidad. Carlos Gustavo, de origen ecuatoriano, murió como consecuencia del ataque sufrido. Le golpearon brutalmente entre gritos de "sudaca de mierda" y "vete a tu país", según los testigos presenciales, y lo hicieron delante de su hija pequeña.

Este crimen xenófobo nos llama en primer lugar a solidarizarnos con las personas cercanas a Carlos, su familia, sus amigos y conocidos.

Queremos denunciar el racismo homicida que está en la base de este crimen y las conductas fascistas que crecen amparadas en las administraciones "democráticas". También denunciamos la impunidad de la que gozan los que cometen este tipo de agresiones que deberían causar alarma social.

Con este crimen el conjunto de la sociedad pierde. No seamos cómplices con nuestro silencio, repudia este ataque racista.

Asamblea ciudadana, familiares y amigos.